domingo, 4 de marzo de 2012

Estas demandas de militares: una vez más no resiste el análisis.

Difundirlo es sembrar Memoria.

Estas demandas de militares: una vez más no resisten el análisis.

Militares retirados y familiares de militares, presentaron por segunda vez una denuncia penal; contra 8 expresos políticos tupamaros.

Para refrescar la memoria y no entrar en el corral del planificado afán mediático de generar temor o incertidumbre en la sociedad; hace algunos años atrás estos mismos personajes hicieron lo mismo en el juzgado del juez Charles.
En aquel entonces como ahora esto no resistió análisis alguno.
Por la sencilla razón de que no fueron crímenes de Lesa Humanidad los cometidos por estos ex – presos políticos tupamaros.

Sino todo lo contrario.
Fueron los agentes militares y policías del Estado envestidos como tales los que saquearon al país durante mas de una década, con ilícitos económicos que aún aguardan que sean investigados y sancionados.
Estos agentes del estado uruguayo que aplicaron las torturas más abyectas y que hasta el día de hoy guardan silencio sobre los enterramientos clandestinos., agudizan el dolor de las familiares.
Siguen aplicando lo que aprendieron en las academias foráneas, el miedo y el caos a la sociedad mediante cierta prensa grande que se hace eco de tales pretensiones fuera de lugar.

Cabe decir que a esta altura de los hechos y luego de las intensas investigaciones realizadas; por las organizaciones de Derechos Humanos y por las determinaciones que ha tomado la justicia, ( una vez comprobadas las pruebas que los inculpan por horrendos crímenes) Sí de Lesa Humanidad y por tanto imprescriptibles -no son más que manotazos de ahogados.
La gran cantidad de denuncias entregadas en el curso del año pasado por las víctimas del terrorismo de estado a la justicia, están entrando en proceso; de allí que se vean “desbordados” por las pruebas contundentes que los inculpan.
Las violaciones a presas/os políticos será un reglón más que tendrán que afrontar en próximos días, como agentes del Estado uruguayo.

Por Verdad y Justicia.