jueves, 24 de marzo de 2011

Procesado el dictador Gregorio Álvarez




Difundirlo es sembrar Memoria.
Fue procesado el dictador Gregorio Álvarez por
el asesinato del militante del MLN: Roberto Luzardo en 1973.
El juez Fernández Lecchini fue quien dictó la sentencia, luego de largas horas de espera en el juzgado de
la calle Misiones.
Asesinato muy especialmente agravado como coautor y omisión de asistencia.

Recordemos:Homicidio político de Luis Roberto Luzardo

Luis Roberto Luzardo nació en Durazno en enero de 1943. Integraba el MLN

(Movimiento de Liberación Nacional Tupamaros). Es detenido el 17 de agosto de

1972 por las Fuerzas Conjuntas, de Inteligencia y Enlace en el “Bar Asturias” (ubicado

en la calle 8 de octubre) junto a Henry Engler y José Serrano (alias Piedecasas).

Las declaraciones que surgen de autos evidencian que los tres se encontraban sentados

en el bar aguardando la llegada de otros dos compañeros, cuando inesperadamente

ingresan varios policías de civil. Uno de ellos dispara a menos de medio metro de

distancia a Roberto, quien estando desarmado, se levanta de la silla.

Es trasladado al Batallón Nº 9 donde permanece durante la noche herido de gravedad

hasta el día siguiente en que lo internan en la sala 8 del Hospital Militar. La herida

provocada por el disparo dañó la médula cervical, lo que provocó una parálisis casi

total. Hasta fines de enero de 1973 recibió una atención más que deficitaria, negándosele

posteriormente todo tipo de asistencia. Fallece el 12 de junio de 1973, luego de varios

meses de agonía, a consecuencia de una infección generalizada.

La denuncia original fue presentada en 2002, ante el Juzgado Letrado en lo Penal

de 1º Turno (Ficha 87-10103/2002) por su madre, la Sra. Zulma Cazeneuve de

Luzardo y por su viuda, la Sra. Ana Blanco, representadas por el Dr. Héctor Di

Giácomo.

En 2006 la familia Luzardo realiza una nueva denuncia penal (Ficha 2-42-386/

2006) contra mandos civiles, militares y policiales del gobierno cívico militar comprendido

entre el 16 de agosto de 1972 al 12 de setiembre de 1973 y demás responsables,

por la comisión de los delitos: detención ilegal, reclusión ilegal, lesiones graves,

torturas, omisión de asistencia y muerte. Esta nueva denuncia se incorpora a la anterior,

esta vez enmarcada como homicidio político y como parte del plan de exterminio

de opositores, acusando a represores civiles y militares en carácter de autores de crímenes

de lesa humanidad.

EL juez en lo Penal de 1º Turno, Dr. Fernández Lecchini y la fiscal de 13º Turno,

Dra. Adriana Acosta, tomaron declaraciones a testigos, médicos y militares, entre otros

integrantes de la OCOA (Órgano Coordinador de Operaciones Antisubversivas).

Se realizó una inspección ocular en el Hospital Militar en salas similares a la que

falleció Luis Roberto (las originales ya no existen). El 26 de Febrero de 2009 se llevó a

cabo la audiencia en que fuera interrogado el ex dictador Gral. Gregorio Álvarez, quien

negó tener conocimiento de los hechos.

Previo a dicha audiencia se agregó información contenida en otro expediente relativa

a las causas del deceso de Roberto Luzardo. Esto originó una consulta al Instituto Técnico

Forense, el cual, en marzo de 2009, designara una Junta Médica. Su cometido era

analizar la información a los efectos de saber, si con los nuevos datos aportados (condiciones

en que se encontraba la víctima, tamaño de las heridas, condiciones de higiene,

inexistencia de atención médica, etc.) era o no posible que aconteciera el hecho muerte.

En diciembre de 2009, luego de tres meses de estudio del expediente, sobre la base

de las declaraciones de detenidos en la sala 8, la reconstrucción de la historia clínica

presentada por el neurocirujano Ricardo Alberti, el reconocimiento forense efectuado

por el médico militar Mautone y múltiples factores más, se da a conocer el pronunciamiento

del ITF. El dictamen afirma que Luis Roberto Luzardo fue sometido a un

abandono premeditado en cuanto a la asistencia médica, constituyendo esto la causa

de su muerte.

En audiencia realizada en abril 2010, los indagados (el entonces Director del Hospital

Militar Arregui, el neurocirujano Rodríguez Juanotena y la médica Braseiro, firmante

del certificado falso de defunción), vuelven a caer en graves contradicciones y

olvidos. En la misma audiencia, el ex dictador Gregorio Álvarez reconoce haber estado

en la sala 8 poco antes del fallecimiento, hecho que había negado en el careo realizado

con Zulma Beatriz Luzardo.

En agosto de 2010, el juez Fernández Lecchini dio por finalizadas las actuaciones

enviando el expediente a la fiscal Adriana Costa para que se expida, quien declaró a

familiares de Luis Roberto Luzardo que necesitaría de mucho tiempo para el examen

del mismo.

La causa cuenta con el apoyo de SERPAJ.