martes, 29 de marzo de 2011

HONDURAS

Montevideo, 29 de marzo de 2011

Parecía que los tiempos de los crímenes de Estado en América Latina eran un

aleccionador pero triste recuerdo del pasado reciente; que los procesos de

democratización, con diversas modalidades según el país, y la consiguiente promoción

de los derechos humanos estaban cursando por caminos sin retorno. El golpe de

Estado de junio de 2009 en Honduras fue una poderosa advertencia en contrario. Las

respuestas de la OEA y sobre todo de la mayoría de los países latinoamericanos,

expresaron el rechazo continental a la interrupción de la democracia. Pero, pasó el

tiempo y Honduras –tal vez por ser un país pequeño y empobrecido- se fue olvidando.

Empezaron a centrarse las críticas más en los defectos del presidente

depuesto (Manuel Zelaya) que en los golpistas. Vinieron elecciones amañadas y

comenzó la tolerancia hacia los golpistas y el régimen instalado. Pero nada se había

solucionado en el hermano país olvidado. Al contrario, se instaló un régimen

privatizador, corrupto, en el que reaparecieron los grupos ligados a la antigua

represión que cuestiona la apariencia democrática que el gobierno pretende dar.

Los hechos: los maestros llevan adelante, al igual que los docentes de

enseñanza secundaria, una lucha gremial por sus derechos. El gobierno de Lobo

reprime a sus docentes hostigando sus locales gremiales como sus manifestaciones y

la de los que se solidarizan. En una de esas manifestaciones, el 18 de marzo, la

maestra Ilsy Velásquez Rodríguez, vice-directora de la escuela República Argentina,

acude a una manifestación contra la cual la policía arremete ferozmente. Una bomba

lacrimógena, lanzada contra los manifestantes, impacta en su cabeza y posteriormente

es arrollada por un auto, perdiendo la vida.

Ilsy pertenecía al Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos de

Honduras (COFADEH). Ella y sus familiares fueron incansables en la denuncia de la

desaparición de su hermano Manfredo, en la lucha por su rescate. Llevaron el caso

ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Fue el primer fallo de la Corte

sobre la desaparición forzada de personas. El caso de Manfredo Velásquez Rodríguez

es, desde entonces, paradigmático en el Continente y el mundo.

Solicitamos a todos los que lean este comunicado, que le den la más amplia

difusión, a seguir las informaciones sobre Honduras, a sentar su protesta ante:

Nicaragua 1332 Apto. 205- 11800 Montevideo – Uruguay.

Tel. (598 ) 2929-1625

E-mail: famidesa@adinet.com.uy –

Web: www.desaparecidos.org.uy

Jorge Alberto Rivera Avilés

Presidente de la Corte Suprema de Justicia

Tel (504) 269-3000 269-3069

Mail: cedij@poderjudicial.gob.hn

Luis Alberto Rubí

Fiscal General de la República.

Fax (504) 221-5667

Tel (504) 221-5670 221-3099

Mail: lrubi@mp.hn

suazog@mp.hn

y enviar su solidaridad a

Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras (COFADEH)

Barrio La Plazuela , Avenida Cervantes, Casa No. 1301

Apartado Postal 1243

Tegucigalpa, HONDURAS

Fax:+504 220 5280 (solicite: "tono de fax")

Mail: berthacofadeh@yahoo.com

Todos podemos y debemos unirnos en el esfuerzo de frenar la represión en Honduras

tratando de evitar que una vez más se hunda la democracia y que se instale el horror.

Gracias por su esfuerzo y su solidaridad.

Grupo de Madres y Familiares de Uruguayos Detenidos- Desaparecidos