lunes, 21 de marzo de 2011

Prensa



Plenario. Resolvió que los militantes concurran a las barras del Palacio Legislativo cuando se vote en ambas cámaras

El Frente Amplio dejará sin efecto la Ley de Caducidad en la primera quincena de mayo

El miércoles 13 de abril, la bancada del FA se apresta a aprobar en el Senado el proyecto que deja sin efecto la Ley de Caducidad y en la primera quincena de mayo será ratificada en Diputados. Los senadores oficialistas definirán mañana cuándo ingresa a la Comisión de Constitución.

Loreley Nicrosi |

Por unanimidad. Los 136 delegados presentes votaron la ley interpretativa.
Por unanimidad. Los 136 delegados presentes votaron la ley interpretativa.

Los distintos sectores del Frente Amplio (FA) acordaron ayer durante el desarrollo del Plenario Nacional que la iniciativa quede sancionada antes del 20 de mayo, día en que se conmemora el asesinato de los ex legisladores Zelmar Michelini y Héctor Gutiérrez Ruiz.

La izquierda acordó además mantener movilizados a los simpatizantes del FA hasta la aprobación final del proyecto, en particular el próximo viernes 25, en el acto en conmemoración a la primera concentración de masas de la coalición y el 20 de mayo, día de la Marcha del Silencio. Además se convocará a los militantes a "llenar y rodear el Palacio Legislativo el día de votación en las cámaras" y realizar un acto de festejo cuando "se apruebe definitivamente la ley", expresa la resolución. Por unanimidad, los 136 delegados presentes del Plenario votaron afirmativamente el proyecto interpretativo de la Ley de Caducidad, con las modificaciones introducidas en base a la propuesta del ex senador socialista, José Korzeniak. Con abrazos y aplausos, los integrantes del Plenario celebraron el resultado de la sesión. El presidente del FA, Jorge Brovetto defendió la decisión de la coalición de dejar sin efecto la norma al señalar que "la Suprema Corte de Justicia ya se expidió en más de 20 fallos en los que sostiene que la Ley de Caducidad es inconstitucional. Al igual que todas las resoluciones se mandata a todos los legisladores y cada legislador debe acatar con responsabilidad". En una votación previa, la Alianza Progresista, sector que integra el senador Rodolfo Nin Novoa se abstuvo, al igual que algunos delegados del Interior.

No obstante, al plantearse la reconsideración de la votación, se obtuvo la unanimidad de los presentes. La Alianza tenía decidido abstenerse en una primera votación, para marcar su desacuerdo con la iniciativa. Nin Novoa no asistió a la sesión, ni lo hicieron los representantes de la CAP-L que conduce el senador Eleuterio Fernández Huidobro. Pese a que la CAP-L no integra formalmente el Plenario, Fernández Huidobro y el resto de los legisladores del grupo puede asistir aunque no tengan voto. El único integrante del FA que no votará el proyecto, el senador Jorge Saravia no concurrió a la reunión. En la primera moción aprobada se incluyó un texto que fue redactado el viernes por los representantes sectoriales y delegados de base, en el que se expresa que la resolución del Plenario "es obligatoria para todos los senadores y adherentes del FA tal como lo indica el artículo 23 del estatuto, por lo cual implica un mandato explícito para los legisladores en el trámite parlamentario". Asimismo solicita "el más rápido diligenciamiento de la resolución adoptada por el Plenario Nacional". El texto fue redactado por la presidencia del FA y los dirigentes Manuel Núñez (Partido Socialista), Heber Bouces(MPP), Daniela Payssé, Julio Pérez (Alianza Progresista), Carlos Coitiño (PVP) y Daniel Marsiglia (PCU). Empero, la intención de la mayoría de la izquierda es tener asegurados los 16 votos que se requieren en el Senado para anular la Ley y no hacer hincapié en la decisión de Saravia. Por eso se acordó también que las objeciones del Tribunal de Conducta Política contra el PCU por desacatar un mandato queden en el freezer, para congelar también los futuros pasos de Saravia.

Pocos oradores

A pesar de estar convocada a las 13.00 horas, la sesión se inició minutos antes de las 14.00. Si bien la resolución que se iba a adoptar estaba acordada desde el miércoles 16 ­cuando se reunieron las cabezas de lista con el presidente del FA­ parte de los grupos mayoritarios prefirieron no hacer uso de la palabra, no sólo para no extender la reunión sino para evitar que a raíz de alguna exposición, se entorpeciera o se pusiera en juego la votación. El MPP, Asamblea Uruguay, el Nuevo Espacio y el PCU no hablaron. En cambio, el Partido Socialista y la Vertiente lo hicieron. La mayoría de las argumentaciones a favor de anular la Ley estuvieron a cargo de delegados de base de Montevideo, Canelones, San José, representantes del PVP, 20 de Mayo, Corriente de Izquierda y el POR, entre otros. También expuso la posición de la Alianza Progresista el dirigente Julio Pérez, quien insistió en el desacuerdo del grupo, pero señaló que votarían para no afectar la "unidad de acción" del FA.

Los mismos sectores que no hablaron promovieron una moción para que se cortara la lista de oradores, iniciativa que fue aprobada por mayoría.