miércoles, 27 de junio de 2012

Familiares de Detenidos Desaparecidos


De: Familiares de Detenidos Desaparecidos
Asunto: PARAGUAY: LA SEMÁNTICA Y LOS HECHOS

Fecha: martes, 26 de junio de 2012, 10:06

PARAGUAY: LA SEMÁNTICA Y LOS HECHOS

Hemos presenciado en los últimos días - a un ritmo vertiginoso - el devenir de las circunstancias políticas que viviera la sociedad paraguaya en su conjunto.
Desde el conocimiento de los lamentables hechos acaecidos el pasado 15 de junio en Curuguaty - Departamento de Canindeyú - que implicaran la pérdida de diecisiete vidas humanas, hasta el desenlace final que culminara, juicio político mediante, en la llamadadestitución del Presidente Fernando Lugo, el tiempo parecería haberse precipitado ante el más atento de los espectadores.
Hoy, conviviendo con las resultancias últimas de tales sucesos, un análisis integral de la crítica situación política que vive Paraguay no puede, en forma alguna, reducirse a una cuestión semántica que subsuma los hechos en una discusión jurídica.
Madres y Familiares de Uruguayos Detenidos Desaparecidos entiende que debe repudiarse, sin eufemismos,  el quiebre que ha sufrido  la institucionalidad democrática paraguaya.
Tal ruptura ha permitido remover a un presidente democráticamente electo por la ciudadanía paraguaya, recurriendo a un mecanismo constitucional que, movilizado con plena intencionalidad política y clara conciencia de desnaturalizar un sistema que preserva el equilibrio de los poderes estatales desde larga data en nuestros regímenes, avasalló sin reparos ni prudencia la institucionalidad elegida en las urnas y arrasó con todas y cada una de las garantías que debían amparar el pleno ejercicio del derecho de defensa del Presidente acusado, inicialmente, demal desempeño de sus funciones”.
Basta con acceder al texto del Libelo Acusatorio (ver anexo) para corroborarlo:
-          el hilo conductor de las cinco acusaciones formuladas se asienta en una presunta intencionalidad política del Presidente Lugo que resultaría de extrema gravedad, no obstante, quienes las formularan entienden que la pública notoriedad les exime de aportar toda prueba concluyente al respecto;
-          en el decurso del documento tampoco se hace mención alguna a resultancias de investigaciones precedentes y garantistas que, razonable y prudentemente, pudieran fundar las circunstancias imputadas en el ámbito parlamentario;
-          y, por si ello fuera poco, la cuarta causal le acusa de violar la soberanía por la suscripción del Protocolo de Ushuaia II, con el avieso propósito de obtener un respaldo en la región en su descarada marcha contra la institucionalidad y el proceso democrático de la República , objeción que precisamente permite descalificar de antemano todo posible accionar de la comunidad regional y presentarlo, asimismo, como un atentado a la soberanía.   
Como corolario de todo ello, la sustanciación dada a una causa de tal magnitud no puede más que calificarse de simulacro procedimental, carente de pruebas de cargo y de toda posibilidad de acceder a un juicio  justo, cumplido en un plazo razonable que garantice el cabal ejercicio del derecho de defensa.
La crisis política de Paraguay debiera mantenernos atentos en la región, ya que parecería que estamos presenciando nuevas formas de socavar la institucionalidad democrática de nuestros países y de pérdida de poder de las fuerzas sociales en la conducción de su propio destino, como lo hemos visto recientemente en Haití, Bolivia, Ecuador, Honduras. Tales formas más “civilizadas” en cuanto a daños colaterales o costos refiere en el logro de sus objetivos, más invisibles en su accionar, más “institucionalizadas” en cuanto recurren al propio paradigma de la democracia y, asimismo, hacen suyo en su discurso el fin último de la mentada seguridad pública que demanda constantemente una “mano firme” en su combate, sea cual sea el costo social de tal batalla acarree.
Por todo ello, resulta enteramente compartible la reflexión final de quien fuera hasta el pasado viernes 22 de junio de 2012 el Presidente democráticamente electo de la República del Paraguay cuando expresara: “Es la historia paraguaya, su democracia, la que ha sido herida profundamente”. Solo esperemos tener los latinoamericanos todos la sabiduría para recorrer, solidariamente, el camino hacia la construcción de sociedades verdaderamente democráticas y permanecer alertas ante toda y cada una de las formas en que se pretenda torcer nuestra voluntad de convivencia pacífica y justa.

Madres y Familiares de Uruguayos Detenidos Desaparecidos


Montevideo, 25 de junio de 2012.
-- 
Madres y Familiares de Uruguayos Detenidos Desaparecidos
Tel: -598-2-9291625
Nicaragua 1332 apto. 205
Montevideo-Uruguay
www.familiaresdedesaparecidos.blogspot.com
Web: 
www.desaparecidos.org.uy