jueves, 26 de abril de 2012

Centro Militar - Informe de prensa.


"Hubo algún horror"

Centro Militar: “puede que algo de razón tenga” Fernández Huidobro

Miércoles 18 de abril de 2012 | 11:16
·                                  

Centro Militar
“Es probable que algo de razón tenga” el ministro de Defensa Nacional, afirmó el presidente del Centro Militar en referencia a la afirmación de Fernández Huidobro que una eventual “mesa del perdón” debería contar con otros protagonistas y no solo militares y tupamaros.
El coronel (r) Guillermo Cedréz encabezó el acto “en homenaje a los caídos en defensa de las instituciones y la libertad”, tras el cual fue consultado sobre las afirmaciones últimas del ministro en torno a las responsabilidades a compartir sobre lo ocurrido previo y durante la dictadura.
Para Cedrez los partidos políticos tuvieron una gran responsabilidad en el asunto “porque la cancha es de ellos; lo debieron arreglar antes. Perdieron el campo de juego y entraron otros que no deberían haber jugado”.
Dijo no obstante que el “puntapié inicial” de todos los desbordes estuvo a cargo del MLN Tupamaros, y “mire como terminó… nosotros cometimos errores y algún horror“, reconoció.
El militar volvió a enfatizar la necesidad de “mirar al futuro” y no volver sobre el tema ya trillado porque “se debe aceptar el resultado de lo que pasó, que ya no se puede cambiar”.

 Un “cierre” a la discusión

Cedréz apuntó a la necesidad de dar un “cierre” a la discusión para lo cual pidió que el presidente Mujica, tenga “un gesto de magnanimidad, termine con todo este tema., al costo que sea, porque todo tiene un costo en la vida”.
Descartó sin embargo que las Fuerzas Armadas estén dispuestas a hacer una autocrítica sobre lo actuado, lo que eventualmente podría ocurrir, estimó, en el caso que hubiera una mesa ampliada del perdón como ha planteado Fernández Huidobro.
Las declaraciones fueron formuladas al finalizar el acto de recordación de los caídos del lado del gobierno el 14 de abril de 1972, al que concurrieron los expresidentes Julio María Sanguinetti y Luis Alberto Lacalle.