jueves, 9 de diciembre de 2010

Mañana 10 de diciembre al Memorial del Cerro


-La celebración del 10 de diciembre del día de los Derechos Humanos tiene su origen en el año 1950. En este año la Asamblea General de las Naciones Unidas invitó a todos los Estados y organizaciones interesadas a que el 10 de diciembre observaran el Día de los Derechos Humanos (resolución 423 (V)).
En ese Día se conmemora la aprobación por la Asamblea General de la Declaración Universal de Derechos Humanos, en 1948.
La ONU pretendía con esta Declaración Universal sentar las bases de un compromiso ético para obligar a todos los Estados a cumplir y hacer cumplir una serie de normas.
Recordemos que después de la Segunda Guerra Mundial, en los inicios de la Guerra Fría, cuando todavía dolían las heridas del nazismo y ante las situaciones de injusticia que se vivían en los cinco continentes, varios países sintieron la necesidad de unirse en una organización supraestatal que garantizara el respeto y la dignidad de las personas, y que evitara la repetición de hechos tan lamentables como la vulneración de la dignidad de la persona y el respeto a sus peculiaridades étnicas, religiosas o sexuales.
Los Derechos Humanos se sostienen sobre dos pilares esenciales de la humanidad: la libertad y la plena igualdad entre todos los seres humanos. Condiciones inherentes a todo ser humano sin ningún tipo de limitaciones, sean éstas: culturales, económicas, étnicas, sexuales, etc. El concepto de Derechos Humanos hace referencia al sentido de la dignidad humana antes que a cualquier formulación jurídica o política.-
Este 10 de diciembre del 2010, a las 18 horas, acá en Uruguay celebraremos el día internacional de los Derechos Humanos, al pie del Memorial de los Detenidos-Desaparecidos en la zona del Cerro.
Un año más, que esta fecha tan significativa nos encuentra con la vigencia de la ley de impunidad creada, para proteger a los genocidas de nuestra década. La verdad sobre las desapariciones y asesinatos políticos se abren paso, dificultosamente por los estrados judiciales. Una poca docena entre militares, policías y civiles se hayan tras las rejas, mientras un centenar de causas aguardan desde hace años, poder juzgar a los responsables de rango medio, entre otros.
Aún existen fosas comunes, dónde están los restos de nuestros compañeras/os.
Que esperan ser desenterrados, identificados y vueltos a la tierra con los debidos tributos que se merecen por haber estregado sus vidas a la lucha popular.
Este 10 de diciembre la figura emblemática de María Ester Gatti, faltará a la cita.
Sin duda ella, nos estará acompañando donde quiera que esté. Nos ha dejado directivas bien claras a las que estuvimos cerca suyo, y un mensaje para todos:
¡No perder la esperanza!
Seguir el camino de buscar la Verdad de los más de 200 desaparecidos, pero no sólo la Verdad también ir por la Justicia.
No puede haber reconciliación jamás con los que torturaron, asesinaron, y desaparecieron los cuerpos de los hijos/as, hermanos, familiares, luchadores todos.
Acá el Estado sigue siendo responsable de todo lo que sucedió. Trabajar con ahínco, seriedad y responsabilidad.
Cumpliremos!!! ¡Por Verdad y Justicia!