sábado, 22 de octubre de 2011

hoy en el batallón de Toledo







Editorial Martha Helena.
reportera-gráfica

ELLOS salen a la superficie…

Una noticia prevista para estas fechas. -Encontraron restos humanos-.

En la trinchera 208 del batallón de infantería 14 en la localidad de Toledo

La operación zanahoria se vuelve a confirmar una vez más.

Casi al borde de los plazos de prescripción de las causas, nos dan esta noticia que

genera sentimientos de alegría y tristeza.

Alegría porque Ellos vuelven, salen de la tierra entre las manos de los investigadores: la mayoría jóvenes.

El entierro y desentierro…trayendo la verdad oculta entre sus huesos maltratados, mutilados, silenciados por décadas. Cal, cemento y piedra sobre piedra.

Así lo dejaron los agentes del estado, ocultando el crimen.

Está a la espera… para que le devuelvan su identidad y poder reencontrarse con los suyos y nosotros.

Y vuelto a la tierra luego, de rendirle el homenaje merecido. Darle la bienvenida entre el mundo de los vivos para que regrese una vez más, al mundo de los muertos.

Esta vez con su nombre y su historia de luchador como legado.

Estemos en “vigilia” para recibirlo.

La Asociación de Madres y Familiares de Detenidos-Desaparecidos fue citada para hoy día sábado, a trasladarse al batallón 14 de Toledo.

Una larga e interminable espera tuvimos a las 8 de la mañana frente a presidencia, lugar de la cita.

Allí reunidos fueron llegando, familiares, hijos y madres con sus bastones y su larga angustia a cuesta de tantos años.

Entramos a ese lugar agreste, y oculto. Pisando ramas y huellas del pasado.

Y allí estaba…. detrás de las cintas amarillas de –pare- y debajo de una gran fosa descubierta mirando el sol naciente.

Su zapato asoma…. parece enorme… quizás, es posible que sea de un hombre-compañero…Se me ocurre en mis adentros que dice -acá estoy…y yo sigo disparando fotos como intentando decirle ya no más pactos secretos compañero, el registro quedará como un saber del aborrecible pasado que vivimos.

En silencio profundo, conmovedor nos reunimos todos a su alrededor. Preguntas y más preguntas en cada interior de cada corazón ¿quien será, puede ser mi hijo?…. lo piensan las madres o mi hermano o quizás mi padre…

Los hijos se mantenían juntos observando la escena aún inconclusa.

Seguiremos esperando y buscando, por él y por todas/os los que faltan.

Por Verdad y Justicia.