miércoles, 5 de octubre de 2011

6 proyectos para evitar las prescripciones

DDHH. NO HAY CONSENSO EN CUANTO A RECORRER EL CAMINO LEGISLATIVO

FA maneja seis proyectos para evitar las prescripciones

El Frente Amplio (FA) trabaja sin consenso alguno en una solución para evitar una eventual prescripción de los delitos de lesa humanidad cometidos en dictadura.


Proyectos. El FA trabaja a intenso ritmo para buscar un proyecto que logre consenso.

La Comisión Especial sobre Caducidad cuenta con 6 propuestas aportadas por los diferentes sectores que integran la coalición de izquierda, pero todavía no resuelve qué camino seguir para evitar que el 1º prescriban los delitos de lesa humanidad cometidos durante la dictadura.

Mañana la Comisión volverá a reunirse y en caso de lograr un consenso, se elaborará un informe que pasará a estudio de la Mesa Política del FA. El naufragio que sufrió el proyecto para derogar la Ley de Caducidad lleva al Frente Amplio a actuar con cautela frente a la posibilidad de elegir el camino legislativo.Fuentes del FA dijeron ayer a LA REPÚBLICA que la fuerza política sigue negociando aunque todavía no se logra un consenso sobre la fórmula a poner en práctica. Se indicó que en la reunión de mañana se procurará "agotar todas las posibilidades" para llegar a ese consenso. Se reconoció que entre los partidarios de legislar para prorrogar el plazo de la eventual prescripción "hay 6 textos distintos" pero se aclaró que de poco sirven los numerosos aportes si la fuerza política no se pone de acuerdo con respecto a llevar un proyecto al Parlamento. Se teme que la falta de consenso lleve un eventual proyecto de ley a un nuevo fracaso.

En la última sesión de la Mesa Política del FA se reconoció que en la resolución de este tema hay diferencias internas. Hay sectores reticentes a llevar una propuesta legislativa, como Asamblea Uruguay y Alianza Progresista, y otros que están en las antípodas, como el Nuevo Espacio, el PVP y la Vertiente Artiguista. El senador Rafael Michelini había anunciado que si dentro del FA no hay una propuesta, será el propio sector el que presente una iniciativa en el Parlamento, con el apoyo de otros legisladores de izquierda.

La Vertiente Artiguista tiene pronto un proyecto para evitar la presunta prescripción de los delitos con una modificación del Código Penal para postergar el plazo de las prescripciones.

Otro de los textos a estudio supone la modificación del artículo 120 del Código Penal. El proyecto, promovido por el ex juez Federico Álvarez Petraglia, vinculado con el Partido Socialista, implica incluir en la norma que en los "delitos perseguibles de oficio", la prescripción se interrumpe "por denuncia judicial de los hechos presentada por la víctima de los mismos" o "por sus familiares en situaciones de ausencia". La interrupción de los plazos puede prosperar, incluso, por denuncia de diversos organismos públicos o el propio Ministerio Público.

Asimismo, otro de los proyectos a estudio de la Comisión supone la derogación de la Ley de Caducidad y la extensión de los plazos de prescripción de los delitos de sangre, siguiendo el modelo alemán. En tanto, el representante de las bases del Interior, Alejandro Arismendi, entiende que "la impunidad en Uruguay se terminó hace rato, porque existe la posibilidad de hacer reclamos a nivel internacional, tal como lo hizo Macarena Gelman."

Dijo que los delitos de lesa humanidad no prescriben y que cualquier ciudadano afectado puede recurrir a un tribunal de alzada, que es la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

ALTERNATIVA DEL PIT-CNT

Diversas organizaciones sociales, entre ellas Madres y Familiares de Detenidos Desaparecidos y el PIT-CNT, presentaron recientemente un proyecto de ley por el cual se procura la categorización de los delitos de la dictadura como crímenes de lesa humanidad y, por ende, imprescriptibles. El proyecto, de artículo único, promueve que la Asamblea General reconozca la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) como valor obligatorio, en cuanto la Ley de Caducidad debe dejarse sin efecto y no puede aplicarse ninguna norma análoga.