viernes, 23 de diciembre de 2011

Alerta el asesino del maestro Julio Castro a punto de fugarse!!

Indagado por caso Julio Castro se mudó a la frontera con Brasil Ex agente de inteligencia Juan Ricardo Zabala, responsable del secuestro, dejó su casa en Aguada y se instaló en La Coronilla. Fiscal cree que se fugará del país
El ex oficial de inteligencia Juan Ricardo Zabala, involucrado en la muerte del maestro Julio Castro en 1977, abandonó su casa en Aguada y se instaló en La Coronilla, balneario cercano a la frontera con Brasil.La fiscalía dirigida por Mirtha Guianze cree que Zabala, quien encabezó el operativo de secuestro de Castro, está preparando su fuga del país justo en momentos en que la causa comienza a reactivarse, informó hoy el semanario Brecha.Zabala había sufrido dos semanas atrás un escrache en su vivienda en el Complejo Carve de La Aguada.El ministerio público pidió el encarcelamiento del policía, pero hoy comienza la feria judicial, por lo que hasta febrero no habrá decisión al respecto por parte del juez Juan Fernández Lecchini. El indagado era oficial de enlace del Departamento III del Servicio de Inteligencia de Defensa (SID), bajo las órdenes de José Nino Gavazzo.Según el testimonio de otro oficial, Julio César Barboza, Zabala estaba a cargo del operativo que secuestró a Julio Castro en Rivera y Llambí en la mañana del 1° de agosto de 1977.Los restos del militante aparecieron semanas atrás en un terreno lindero al Batallón 14. El trabajo forense muestra que Castro fue ejecutado de un disparo en el cráneo, y no por consecuencia de las torturas como se creía. De algún modo esta evidencia dejó al descubierto el falso testimonio de varios militares involucrados en delitos cometidos durante la dictadura.Por el caso también está siendo indagado Regino Burgueño., comandante de la unidad militar en 1977.Zabala fue la persona que le ordenó a Barboza la participación en el secuestro. Él tenía 19 años en el momento de la desaparición y según dijo se retiró de la policía quince días después del hecho. En 1985 denunció a Zabala por el caso Julio Castro en el marco de la Operación Pecera.El propio policía reconoció haberlo llevado a la casona de Millán y Loreto Gomensoro, uno de los locales utilizados para interrogatorios.Inteligencia de la dictadura investigaba en ese entonces al capitán Oscar Lebel, de quien sospechaban que era agente de la agencia rusa KGB.En la mañana del secuestro, Castro había visitado al marino. Una investigación del periodista Samuel Blixen señaló que el docente fue asesinado por su participación como salvoconducto para salir del país por parte de perseguidos políticos. Según estos datos, resultaban fundamentales sus muy buenos contactos en la Embajada de México.Gavazzo, preso por otras causas de derechos humanos, acreditó méritos militares gracias a su trabajo de coordinación en el caso, según el expediente judicial.