martes, 24 de mayo de 2011

Prensa. Chile Salvador Allende

EL MUNDO › SUS RESTOS SERAN PERICIADOS A PEDIDO DE UN JUEZ QUE INVESTIGA SU MUERTE

Solemnidad en la exhumación de Allende

Envuelto en una bandera chilena, el féretro del ex presidente fue trasladado a la unidad de antropología del Servicio Médico Legal, donde sus restos serán periciados por un equipo multidisciplinario local y extranjero.


Miembros del equipo forense trasladan el cadáver de Allende en el cementerio de Santiago.

Por Christian Palma
Desde Santiago

La imagen fue emotiva. El ataúd del presidente socialista chileno Salvador Allende fue sacado envuelto en una gran bandera chilena, que daba solemnidad a un momento doloroso, pero necesario. Sus restos fueron exhumados tempranos ayer en el mausoleo que la familia mantiene en el Cementerio General de Santiago y luego trasladados a la unidad de antropología del Servicio Médico Legal (SML), donde serán periciados por un equipo multidisciplinario local y extranjero.

La diligencia fue encabezada por el juez Mario Carroza a cargo de la investigación que pretende determinar si el ex jefe de Estado se suicidó el 11 de septiembre de 1973 o falleció por otras causas.

Hasta el lugar llegaron además algunos miembros de la familia Allende, el perito ad hoc que la representa, veedores internacionales, parlamentarios y medios de prensa. Una vez ahí, el multiequipo verificó que en la urna de reducción utilizada en una exhumación anterior realizada en 1990 –cuando recién volvía la democracia– estuviera al interior del féretro, tras ello, las osamentas de Allende ingresaron al SML.

Acto seguido, se abrió la urna en presencia del ministro Carroza y de los expertos, para luego ser sometidos a análisis de rayos X. El trabajo continuará con la determinación de las características biológicas de las osamentas y otras más generales que sirvan para evaluar posibles traumas, entregando elementos que permitan acercarse a la determinación de la causa de muerte.

Visiblemente emocionada, la senadora del Partido Socialista e hija del ex presidente, Isabel Allende, reiteró que espera que, con la exhumación de los restos de su padre, se disipen las dudas sobre su muerte el día en que los militares tomaron el poder. Tanto ella como los más cercanos colaboradores de Allende que estuvieron el 11 de septiembre de 1973, cuando La Moneda fue bombardeada, han sostenido que el “compañero presidente” se quitó la vida.

Elegantemente vestida, con un largo abrigo y un sobrio sombrero negro, Isabel Allende expresó la satisfacción de la familia “por los avances logrados en este trascendental proceso judicial para establecer la verdad sobre lo ocurrido ese trágico 11 de septiembre de 1973 y en especial las circunstancias que rodearon la muerte del presidente Allende”.

Agregó que “reafirmando lo que hemos dicho a lo largo de todos estos años: nuestra convicción de que el presidente Allende tomó la decisión de morir como un gesto de coherencia política en defensa del mandato que le fuera entregado por el pueblo, no debemos olvidar que su muerte ocurrió en el contexto de bombardeo y asalto al Palacio Presidencial de La Moneda en una situación de extrema violencia, que afectó también a miles de partidarios y simpatizantes del gobierno constitucional”.

Recordó además que “nos hemos hecho parte del proceso y hemos decidido estar presentes en esta importante diligencia con la esperanza de que sus resultados permitan despejar cualquier duda y, al mismo tiempo, sirvan para determinar judicialmente la circunstancia en que ésta se produjo, así como los crímenes cometidos”.

Por su parte, Mario Carroza dijo que “todo ha sido exitoso”. En los próximos días el SML enviará al laboratorio GMI, Insbruk, Austria, muestras óseas del ex presidente y muestras sanguíneas de dos hijas y una nieta del ex mandatario, para realizar la confirmación de la identidad por medio de ADN. Se informó además que todos los procedimientos se están llevando a cabo con la estricta cadena de custodia y en un laboratorio de antropología exclusivamente destinado para el análisis del caso, que cuenta con altas medidas de seguridad y con condiciones ambientales adecuadas para la preservación de los restos.

Desde el gobierno, el ministro de Justicia, Felipe Bulnes, afirmó que es necesario que se esclarezcan las causas del deceso de Salvador Allende. “Como gobierno estamos comprometidos y apoyando las labores forenses”, aseguró

Fuente: Pagina 12, martes

.@@



UN ARGENTINO EN LA EXHUMACION DE ALLENDE


Por Christian Palma

Desde Santiago

Un argentino encabezará la exhumación de Salvador Allende. Se trata de Luis Fonderbrider, antropólogo, miembro del Equipo de Antropología Forense y alto comisionado de la ONU en misiones. A las 7.30 de hoy (hora local), el ministro Mario Carroza llegará hasta el Cementerio General de Santiago, con una misión clave en la historia chilena. Encabezará la exhumación de los restos del presidente Salvador Allende que descansan en un mausoleo familiar en el principal campo santo chileno. El magistrado será escoltado por diversos profesionales, donde se destaca Fonderbrider.

La diligencia se enmarca en la causa que se abrió para esclarecer las circunstancias reales de su muerte, proceso que no debería durar más de dos horas y en el cual participarán también expertos extranjeros. El proceso ha generado expectación en Chile y el mundo. Por esa razón, se espera la llegada de numerosos adherentes de Salvador Allende como también de curiosos a las inmediaciones del General.

Atento a ello, y dada las últimas manifestaciones registradas en Chile –en contra de la construcción de una hidroeléctrica en la Patagonia o de los estudiantes por mejoras en la educación–, la fuerza pública dirigida por el Ministerio del Interior decidió cerrar el perímetro del cementerio, mientras dure el proceso.

Esta acción no debería tardar más de dos horas, como explicaron a Página/12 fuentes judiciales, pues se trata de “abrir la urna, sacar los restos y trasladarlos al Servicio Médico Legal (SML)” que se ubica a pocas cuadras del lugar.

Así las cosas, el acceso al Cementerio General por Avenida la Paz estará cerrado y custodiado por personal de Carabineros. Sólo se permitirá la circulación de vehículos del SML que ingresarán por calle Romero y se instalarán al costado del mausoleo de la familia Allende. La entrada de la prensa chilena y extranjera será por la avenida Recoleta.

En la diligencia estará presente, además del ministro Carroza, la familia del ex mandatario, cuya hija Isabel declaró hace unas semanas a este medio que la familia no tiene dudas de que lo que sucedió con su padre en La Moneda el 11 de septiembre de 1973 –a pocas horas del golpe de Estado perpetrado por Augusto Pinochet– fue suicidio.

Sin embargo, y reconociendo que la diligencia es dolorosa, Isabel Allende espera con esto “tener una certeza jurídica e histórica de lo acontecido”. A los funcionarios de la Brigada de Derechos Humanos de la Policía de Investigaciones, Carabineros de Chile y del Cementerio General se sumarán doctores, odontólogos forenses, antropólogos, médicos legistas, antropólogos y fotógrafos forenses.

Los profesionales foráneos, aparte del argentino, serán Francisco Etxeberría, médico, español; Douglas Ubelaker, antropólogo físico (EE.UU.); Mary Luz Morales, médica patóloga (Colombia), y David Pryor, perito balístico (Inglaterra).

La identificación se realizará mediante pruebas de ADN que serán contrastadas con muestras de sangre de la familia de Allende. Asimismo, se desarrollarán exámenes tanatológicos que buscan confirmar la versión oficial sobre la muerte del ex jefe de Estado que, según la historia oficial y la convicción de sus parientes, fue provocada por el propio ex presidente de Chile.

El cuerpo de Allende está sepultado en el Cementerio General desde 1990, luego de ser trasladado desde Viña del Mar, lugar donde fue enterrado a los pocos días de que los militares tomaran el poder en Chile a punta de balazos, tortura y muerte.

Fuente: Pagina12, lunes