domingo, 8 de mayo de 2011

Homenaje a Raúl Sendic





Por la Tierra y con Sendic.

A 50 años de UTAA

1941: En la rinconada del Itacumbú y el Río Uruguay Caasa inicia el cultivo de la caña de azúcar.

1961 4 de setiembre en una asamblea con Sendic a la cabeza, se crea UTAA.

1962: 2 de abril: Sendic y los peludos, abandonan el campamento de Itacumbú, se dirigen al edifico de CAINSA, toman los escritorios con los jerarcas adentro, y cobran los que les adeudaba.

1962: 4 de mayo Primera marcha 200 cañeros con sus mujeres e hijos bajan a Montevideo a exigir el cumplimiento de las leyes.

1962: 5 de junio Sendic y los peludos van a CSU (Organización Amarilla) a pedir cuenta por las calumnias. Los reciben a tiros.

Matan a una mujer. Los asesinos no fueron tocados.

36 cañeros junto a Sendic. Fueron torturados y procesados.

1965: 2 de agosto los peludos para terminar con las listas negras, pegan fuego a los cañaverales, de CAINSA, y a las chacras de los tres gringos más reaccionarios.

1962: Octubre UTAA reclama al Instituto de colonización, tierras para trabajar.

1964 Primera marcha cañera por la Tierra y con Sendic en Montevideo. Los cañeros

Asombraron. Mostraron un Uruguay desconocido.

1970 cuarta Marcha cañera Por la TIERRA y con SENDIC

1972 decenas de peludos fueron llevados presos por Tupamaros

Año 2007 los peludos ocupan 33 hectáreas en Colonia España.

Año 2010 Trabajadores ocupan 2000 hectáreas y hacen la Cooperativa Raúl Sendic Antonaccio.

2011: Hoy se cumplió un nuevo homenaje a Raúl Sendic, en el cementerio de la Teja.

Fue un líder revolucionario de la década del 60, que supo trascender hasta nuestros días dejando un camino a recorrer.

Lideró a los cañeros de Bella Unión.

Ellos vivían en condiciones infrahumanas y Raúl Sendic les habló, les enseñó sus derechos y les mostró el camino de la lucha.

Nuestra sociedad capitalina desconocía, ese otro rostro de pobreza extrema del norte de nuestro país.

Fueron necesarias cuatro marchas desde el Bella Unión, hasta Montevideo para hacerse escuchar y reclamar- tierra para el que la trabaja-

Ellos fueron asediados, baleados, insultados y encarcelados por los gobiernos entreguistas de entonces.

30 mil hectáreas poseían la familia terrateniente de Silva y Rosas en el departamento de Artigas.

Los cañeros, estos hombres y mujeres harapientas y mal nutridas se levantaron con coraje y dignidad a enfrentar el poder de la oligarquía. Sendic seria el conductor de esta empresa riesgosa.

Han pasado muchas décadas de aquella lucha y la tierra espera su victoria.

Entre el año 2000 y 2010 se estima que son unos dos millones de hectáreas las que pasaron a manos de las multinacionales saqueadoras.

Sería algo así como el 15% de la superficie agrícola del país.

Y si hablamos de precios; la tierra pasó de valer de 500 a 3.000 dólares la hectárea. La extranjerización de nuestras tierras y la concentración en manos espurias son la tónica de que no hemos avanzado en el legado de Raúl Sendic.

La soberanía está en peligro lisa y llanamente.

Recordar el pasado es saber encontrar nuestras huellas perdidas.

“La tierra no se mendiga, se gestiona, sino la dan se toma” esa consigna fue levantada por los ocupantes de tierras de _UTAA.