viernes, 8 de octubre de 2010

militares juzgados

UBAGESNER Chávez Sosa.
Nació en el Departamento de Rivera el 15 de febrero del año 1938.
Obrero metalúrgico, de oficio. Había conformado su familia con Isidora Musco dando como fruto de su amor una hija a la que llamaron: Valentina.
Ubasgesner siendo él, militante sindical e integrante del Partido Comunista, fue detenido en el marco del terrorismo de Estado.
La llamada “Operación Morgan”, así denominada en la jerga militar, desató una fuerte oleada de persecuciones, secuestros y asesinatos contra este partido político en el año 1975.
Su secuestro fue realizado por agentes de civil que se identificaron como pertenecientes a las Fuerzas Armadas, el 28 de mayo del año siguiente de dicha “Operación Morgan”. Desde el mes de febrero a mayo, lo estaban buscando. Su casa familiar fue allanada en las horas de la madrugada.
El día 28 de mayo de 1976, lo esperaron cerca de su casa, eran las 5 de la tarde. Ubagesner estando a dos cuadras de su casa, quería en aquel torbellino de represión entregarle un regalo a su hija. Allí lo detienen. Es llevado a la base aérea Boiso Lanza. Su esposa luego de buscarlo por distintos cuarteles, la detienen el día 3 de junio de 1976 y llevada a la base Boiso Lanza también. Es allí que lo ve encapuchado, ensangrentado, propio de las torturas que había recibido.
A ella la liberan y a partir de ese momento las huellas de Ubagesner se logran reconstruir con los testimonios de los compañeros que lo vieron en parte, de ese transcurso del horror. En la noche del 10 al 11 de junio de 1976, estando sometido, a continuas torturas comenzó a tener dificultades respiratorias y fallece a consecuencia de ellas.
Los genocidas ocultaron su muerte dando una versión de fuga de Ubagesner.
Luego el silencio durante muchísimos años.
Fue en el mes de noviembre del año 2006 que sus restos fueron encontrados mediante datos proporcionados en las investigaciones.
Estaba enterrado en una chacra donde había tenido control militar durante todo el proceso cívico-militar.
30 años habían pasado desde aquella tarde en que le arrebataron la libertad y luego la vida.
Ubagesner Chávez Sosa, fue el primer detenido-desaparecido encontrado.
La Central obrera decretó un paro parcial, para convocar y acompañar a su hija y esposa, sumando a todas las organizaciones de DDHH y pueblo sensible. De esa forma se logró darle el lugar digno donde morar.
-Hoy 8.10.2010; los genocidas responsables del crimen fueron juzgados.-
La Justicia procesó con prisión a los militares Uruguay Araújo Umpiérrez y Enrique Rivero por su responsabilidad en la muerte del militante comunista Ubagesner Cháves Sosa, ocurrida en 1976.
El abogado de la familia, Oscar López Goldaracena, explicó que se prevén penas de hasta 30 años de penitenciaría. El otro militar indagado, Alejandro López, quedó en libertad.
¡¡¡VERDAD Y JUSTICIA!!!