jueves, 16 de mayo de 2013

El coronel ( r) Carlos Calcagno, falleció, está muerto y remuerto.

Falleció Calcagno

El coronel ( r) Carlos Calcagno, falleció en las últimas horas en su domicilio de la localidad de Tala, departamento de Canelones.
Sus restos serán velados en esta jornada en Forestier Pose, entre las 8 y las 16 horas y luego serán trasladados al Cementerio del Norte donde serán inhumados en el Panteón del Ejército. Calcagno había sido procesado con prisión en 2010 por su presunta responsabilidad en la desaparición de los uruguayos Gustavo Inzaurralde y Nelson Santana, ambos militantes del PVP. Estuvo recluido en la Unidad Penitenciaria número 8 de Domingo Arena, pero ante el agravamiento de su salud, la jueza Mariana Mota dispuso la prisión domiciliaria.
La Justicia paraguaya había solicitado su extradición. Calcagno es el primero de los militares presos por violaciones a los derechos humanos que fallece en prisión. Nació el 2 de mayo de 1941 e ingresó al Ejército el 20 de enero de 1955, en el arma de Infantería. En 1969 tenía el grado de capitán en el Batallón de Infantería N” 1, donde, a partir de 1972, pasó a integrar el servicio de Inteligencia del “S 2″. El 20 de marzo de 1980, asume como segundo jefe del Batallón de Infantería Nº 1, donde permanece hasta el 5 de febrero de 1982. Asciende al grado de teniente coronel y pasa a cumplir funciones en la Escuela de Inteligencia del Ejército. Llegó a coronel en 1990 y pasó a retiro el 2 de mayo de 1996.
----------------------------------------------------o----------------------------
 editorial Martha Passegi 

La prensa del día de hoy (jueves 16 de mayo del año 2013), nos anuncia que murió el coronel Carlos Calcagno.
y que además murió en su casa en la localidad de Tala, departamento de Canelones.
Martha Passeggi editorial.

Esta noticia me levó a recordar a mis compañeras muertas en prisión Sin ninguna asistencia médica y  alejadas de sus seres queridos.
también me recordó  mis 19 ños,  cuando fui detenida por esta bestia que comandaba junto a otros militares del proceso,  ese 
 batallón de infantería siendo  capitán del s2 (Servicio de inteligencia) en ese entonces.

El batallón florida fue quien lideró la lucha antisubversiva en sus comienzos.
 a ese cuartel nos llevaban,  los que veníamos luchando contra ese golpe de estado,
  Secuestrados, encapuchados y golpeados por toda la  tropa liderada  por él y sus secuaces era parte del “recibimiento” en los primeros minutos.
Luego sobrevendría la tortura brutal,  en que el capitán Calcagno participaba junto a otros oficiales y tropa.
ALLÍ, en la sala de martirio se regodeaba de los gritos de dolor por la picana y submarino aplicada todas/os nosotros,  jóvenes a los cuales llamaba:   enemigos de la patria.
En esa misma sala asesinó a Walter Arteche y al argentino Gustavo Alter.
el lugar de los calabozos estaba repleto de jóvenes, hombres y mujeres de entre 18 y 25 años en su mayoría.
Cuerpos sangrantes, amoratados por los golpes de karate,  pìcana, patadas, y submarino.
estando en el calabozo. Me recuerdo cuando pedí ir al baño,
 allí había colgado de un alambre  un pedazo de espejo chico.
La imagen que se representaba en él me sorprendió pero era yo, sin duda.
Tenía en aquel entonces 19 añ0s y una cabellera muy larga. La imagen me devolvía un aspecto deplorable, pelos revueltos y sucios por las torturas.
Tomé entre mis manos el pequeño espejo y fui recorriendo mi cuerpo,  un mapa de colores morados y amarillentos por los derrames de los golpes, que con saña intentaron sacarme información.
en ese lugar Carlos Calcagno hoy muerto y remuerto, fue un criminal.  los años que le siguieron al proceso viajó al país vecino a secuestrar y desaparecer a otros luchadores mis compañeros/as que aún seguimos buscando.
hoy muere según la información,  en su casa con los suyos.

sin embargo mis  compañeras que murieron en prisión sin sus familias a su lado y sin piedad fueron: Raquel Culnev, ana María gonzález Pierri, Norma Cedrés, Hila Delacroix, Clarisa Bonilla, y Gladys Yánez.
Los años de PRISIÓN de Carlos Calcagno en Domingo Arena, solo fue el comienzo de un largo camino que recorreremos hasta que queden sepultados en la historia de este país;  como los criminales más cobardes que nacieron en suelo uruguayo.
Por Verdad y justicia!