lunes, 21 de abril de 2014

Marca de resistencia Las muchachas de abril.

Este lunes a las 18 horas, la intendenta de Montevideo, Ana Olivera, inaugurará una nueva “Marca de la Resistencia” en Mariano Soler 3098 bis, lugar donde hace 40 años fueron masacradas tres jóvenes desarmadas: Silvia Reyes (19 años), Diana Maidanic (22) y Laura Raggio (19).
En el lugar se realizará además un espectáculo artístico. El 21 de abril de 1974 efectivos de las Fuerzas Conjuntas comandados por el coronel Juan Modesto Rebollo y los oficiales mayores José Gavazzo y Manuel Cordero, los capitanes Armando Méndez, Julio César Gutiérrez y Mauro Mauriño, y el teniente Jorge Silveira ingresaron al apartamento 3 de Soler 3098, con el objetivo de asesinar a Washington Barrios (hijo).
Entraron derribando la puerta y a los balazos. Los uniformados en las calles también concentraron sus disparos sobre la vivienda. En la balacera hirieron al capitán Gutiérrez en el cuello (moriría un mes más tarde).
Los familiares cuando fueron a recoger los cuerpos en el Hospital Militar pudieron contabilizar que cada una tenía más de 25 balazos en el cuerpo, algunos realizados cuando las muchachas ya estaban muertas.
Barrios no estaba en la vivienda, había viajado a Argentina. Meses más tarde fue detenido en Córdoba, y después se lo dio por “fugado” e integra ahora la lista de desaparecidos en el marco del Plan Cóndor.
Apenas reinstaladas las instituciones democráticas, los familiares presentaron denuncia por los asesinatos, pero en 1986, el entonces presidente Julio María Sanguinetti ordenó el archivo del caso amparado en la ley de Caducidad de la pretensión punitiva del Estado.
En octubre de 2005 se volvió a presentar una denuncia, pero el fiscal Enrique Moller solicitó al juez Pablo Eguren archivar la investigación. En 2012 se volvió a presentar el expediente en el Juzgado Penal de Octavo Turno, pero el expediente no ha tenido ningún avance.